Vale la pena estar al dia con sus impuestos

To view this page ensure that Adobe Flash Player version 11.1.0 or greater is installed.

Vale La Pena Estar Al Día Con Sus Impuestos

NARRADOR 1:
El pago de impuestos es el precio que pagamos por vivir en el mejor país del mundo. Sin impuestos, no habría escuelas, parques ni transporte público. No tendríamos calles y carreteras donde transitar. Sin impuestos, no tendríamos al ejército, la armada, la fuerza aérea ni la infantería de marina para defendernos.

NARRADOR 2:
Y eso es solo el comienzo. Presentar una declaración de impuestos federales también le ayudará desde el punto de vista personal. Le evitará problemas con el Servicio de Impuestos Internos o el IRS y, muy probablemente, resultará en dinero en su bolsillo.

NARRADOR 1:
En general, yo diría que por eso vale la pena estar al día con sus impuestos.

NARRADOR 1:
A nadie le gusta pagar impuestos pero sencillamente no se puede evitar; y hay muchas cosas buenas que resultan al presentar una declaración de impuestos federales.

¿La primera?

NARRADOR 2:
Reembolsos. Independientemente de que sea empleado, contratista o que trabaje por cuenta propia, si paga impuestos, tiene buenas probabilidades de recibir un reembolso al presentar la declaración.

¿La segunda?

NARRADOR 1:
Créditos tributarios. Si piensa que los créditos tributarios son solo para los ricos, se equivoca. Algunos créditos tributarios fueron diseñados para personas que ganan lo mínimo. Aunque no pague suficientes impuestos para recibir un reembolso, esos créditos pueden significar miles de dólares en su bolsillo, pero solo si presenta una declaración.

¿La tercera?

NARRADOR 2:
Comprobantes de ingresos. Si usted piensa que alguna vez va a necesitar solicitar el alquiler de una casa o apartamento, o solicitar un préstamo, tendrá que comprobar sus ingresos, y eso es exactamente lo que una declaración le proporciona.

¿La cuarta?

NARRADOR 1:
Seguro Social. Así es. Para cobrar los beneficios del Seguro Social debe tener un historial de empleo. La presentación de impuestos, especialmente si trabaja por cuenta propia, es la manera principal de acreditarle los ingresos para fines de los beneficios del Seguro Social.

¿La quinta?

NARRADOR 2:
Tranquilidad mental. La vida es ya suficientemente complicada. ¿Por qué irse a la deriva en cuanto a los impuestos, especialmente cuando hay tantas maneras de obtener ayuda para presentar la declaración?

NARRADOR 1:
Pero hay otro motivo por el cual vale la pena estar al día con sus impuestos. Si hace tiempo que no presenta una declaración, pero trabajó en algún empleo que le descontó impuestos sobre la nómina durante ese período, es posible que aún pueda obtener un reembolso de los impuestos que pagó.

NARRADOR 2:
Así es. Tiene un plazo de hasta tres años para presentar una declaración de impuestos y obtener su reembolso - y el IRS lo ayudará a hacerlo. Comuníquese con ellos y pídales los registros que su empleador tal vez les haya presentado mientras usted trabajaba, como formularios W-2 o 1099

NARRADOR 1:
Muy bien, ahora que le hemos señalado por qué vale la pena estar al día con sus impuestos, le vamos a decir cómo puede obtener ayuda de otras personas para llenar y presentar la declaración.

NARRADOR 2:
Antes que nada, muchos de ustedes tal vez ni necesiten ayuda. Si trabaja para otra persona y le retienen impuestos de su cheque de paga, ya le ha hecho parte del trabajo. En enero le enviarán un formulario W-2 por correo y es posible que eso sea todo lo que necesite para completar el Formulario 1040 EZ. Es el formulario más corto y sencillo de todos.

NARRADOR 1:
Ahora, si es contratista, como plomero o carpintero, o bien, si tiene su propio negocio, los impuestos pueden ser un tanto complicados. Sin embargo, independientemente de su situación, puede siempre obtener ayuda para presentar su declaración de impuestos.

NARRADOR 2:
Prácticamente todas las comunidades tienen grupos y organizaciones que ofrecen ayuda gratuita con las declaraciones  de impuestos a las personas que califican. La más conocida es el programa de asistencia voluntaria en la declaración de impuestos (VITA)  por sus siglas en inglés. Hay sitios administrados por socios del IRS  con voluntarios capacitados y certificados.

NARRADOR 1:
Algunos de estos lugares hasta ofrecen asesoramiento financiero gratuito y le pueden ayudar a conectarse con programas de incentivos de ahorro que le pagarán hasta tres dólares por cada dólar que ahorre. No hay mejor oferta. Para encontrar la oficina más cercana del programa VITA, llame al 1-800-906-9887

NARRADOR 2:
o visite el sitio Web del IRS e ingrese VITA en el buscador.

Otra opción es usar la computadora para presentar su declaración de impuestos en línea gratuitamente mediante el servicio Free File. Puede obtener todos los detalles del servicio Free File en la página en español del sitio Web del IRS, haciendo clic en el enlace "Presentación Free File".

NARRADOR 1:
Por supuesto, también puede acudir a un contador o servicio de preparación de impuestos para que le preparen y presenten la declaración de impuestos por una cuota.

NARRADOR 2:
El mejor lugar adonde acudir para obtener información sobre la declaración de impuestos federal es el sitio Web del IRS.

Allí puede:

  • descargar formularios,
  • obtener respuestas a sus preguntas,
  • ver dónde obtener ayuda,
  • y mucho más.

Si no tiene computadora, puede ir a una biblioteca pública y usar una allí. La  mejor opción es llamar al 1-800-829-1040. Si olvida el número, llame a la operadora.

NARRADOR 1:
Hablemos un poco más sobre esos créditos tributarios diseñados para poner dinero en los bolsillos de las personas trabajadoras. El primero es el Crédito Tributario por Ingreso del Trabajo, (EITC, por sus siglas en inglés). Algunas personas piensan que es solo para gente con hijos, pero va mucho más allá de eso.

NARRADOR 2:
Dependiendo de cuánto dinero gane, puede obtener hasta $450 del EITC aunque no tenga hijos. Y eso es aparte del reembolso de impuestos que reciba. No es una cantidad enorme, pero vale la pena presentar la declaración para reclamar el crédito.

NARRADOR 1:
Ahora, si reclama a hijos como dependientes y gana menos de cierta cantidad de dinero, puede recibir miles de dólares del EITC. Ahora estamos hablando de mucha plata. No puede darse el lujo de despreciar este dinero.

NARRADOR 2:
Otro crédito es el Crédito Tributario por Hijos. Este es solamente para personas con hijos. Si califica, por lo general este crédito le dará aproximadamente mil dólares por hijo. En realidad vale la pena presentar la declaración para obtenerlo.

NARRADOR 1:
Sin embargo, hay ciertas reglas que aplican a estos créditos. Por ejemplo, si reclama a un hijo como dependiente, debe asegurarse de que no haya otra persona que también lo reclame en su declaración.

NARRADOR 2:
Además, el dinero que gane del programa de incorporación laboral no califica  para el Crédito Tributario por Ingreso del Trabajo. Por eso es buena idea visitar el sitio Web del IRS e indagar, o ir a una oficina del programa VITA y pedir ayuda. Lo más importante que debe recordar es que tiene que presentar una declaración de impuestos federal para obtener estos créditos. No presentar la declaración es como despreciar el dinero.

NARRADOR 1:
Hay otro crédito que tal vez también le interese. No lo puede reclamar en su declaración de impuestos, pero podría poner dinero en su bolsillo al conseguir un empleo. Se llama el Crédito Tributario de Oportunidad Laboral y anima a los negocios a contratar a veteranos y ex-presidiarios.

NARRADOR 2:
El crédito puede ahorrarle al negocio hasta $9,000 dólares  en su nómina. Si les menciona el crédito, es posible que los anime a contratarlo. Como siempre, puede obtener más información sobre el Crédito Tributario de Oportunidad Laboral en el sitio Web del IRS.

NARRADOR 1:
Bien, ahora hablemos sobre lo que necesita hacer para ponerse al día con sus impuestos si obtiene un empleo o emprende su propio negocio. Cuando lo contratan como empleado, le deben dar un Formulario W-4 para que lo llene. Esto le indica a su empleador cuánto retenerle en impuestos de nómina. El Formulario W-4 incluye una hoja de cálculo que le ayudará a determinar cuánto le deben retener. También puede acudir al sitio Web del IRS y usar la calculadora de retenciones. Si su empleador le retiene demasiado dinero, usted recibirá un cheque de nómina más pequeño y un reembolso  más grande. Si su empleador le retiene poco, es posible que tenga que pagar más impuestos al presentar la declaración, en vez de recibir un reembolso.

NARRADOR 2:
Usted tiene la opción, pero tal vez le convenga retener más impuestos y así no tenga  que pagar más al presentar la declaración. El dinero retenido se destina al pago de los impuestos federales y estatales sobre los ingresos, así como los impuestos del seguro social y Medicare. En enero, su empleador les enviará a usted y al IRS un formulario W-2 que muestra la cantidad de impuestos retenidos de su  nómina durante el año anterior. Usted usará la información del formulario W-2 para ayudarle a completar su declaración de impuestos federal.

NARRADOR 1:
Si el empleador no le pide que llene un formulario W-4 al contratarlo, esto significa que lo clasifican como contratista en lugar de empleado y que no le retendrán impuestos.  Básicamente se le considera  que usted trabaja por cuenta propia y es responsable de pagar sus propios impuestos – federales, estatales, del seguro social y Medicare. Se espera que usted efectúe pagos trimestrales estimados al IRS. En enero, su empleador les enviará a usted y al IRS un formulario 1099 Misceláneo que muestra todo el dinero que ganó durante el año anterior. Usted usará esa información para  completar su declaración de impuestos. Si lo clasifican como contratista, pero usted piensa que en realidad es empleado, puede presentar un formulario denominado SS-8 para pedirle ayuda al IRS sobre cómo lo deben clasificar para fines de los impuestos federales. Para mayor información visite el sitio Web del IRS.

NARRADOR 2:
Es probable que algunos de ustedes decidan emprender sus propios negocios y, como contratistas, serán responsables de pagar sus propios impuestos. Los impuestos de negocios pueden ser complicados, así que tal vez sea buena idea contratar a un contador público para que le ayude a llevar los libros. El IRS tiene muchos recursos para ayudar a los dueños de negocios a entender sus obligaciones tributarias, Puede encontrar estas publicaciones en el sitio Web del IRS.

NARRADOR 1:
Hablemos un momento sobre las estafas para evadir impuestos. Tal vez haya oído a sus amigos hablar de estas estafas o las haya visto en el Internet. Hacen promesas como,

“Jamás tendrá que volver a pagar impuestos” o “lo animan a que comparta los números de seguro social de sus hijos para obtener un reembolso más grande”. ¿Verdad que suena demasiado bueno? Tiene razón, lo es. Además, es en contra de la ley. Participar en estafas  para evadir el pago de impuestos puede resultar en encarcelamiento, multas y la restitución de los impuestos adeudados más penalidades e intereses.

NARRADOR 2:
El IRS siempre está vigilante sobre las estafas y por lo general ya se les ha adelantado. Sencillamente vaya al sitio Web del IRS e ingrese “tax scams” en el buscador para que vea de lo que le estamos hablando. Si alguien le promete un gran reembolso sin conocer su condición tributaria, está tratando de tomarle el pelo. Recuerde, usted es legalmente responsable de la información en su declaración de impuestos, aunque otra persona se la haya preparado. Nunca firme una declaración a menos que esté seguro que la información esta correcta.

NARRADOR 1:
Algunos de ustedes tal vez ya adeuden impuestos atrasados. Y seguramente hace años que no presentan declaraciones de impuestos federales porque su último reembolso se aplicó al pago de préstamos estudiantiles o pensiones para hijos menores. Esta es su oportunidad de ponerse al día con sus impuestos.

NARRADOR 2:
Tal vez no sea fácil, pero si no se ocupa de ello ahora, la situación solo se complicará. Siempre es mejor hacerles frente a estos tipos de cosas, porque no van a desaparecer como por arte de magia.

NARRADOR 1:
El primer paso para ponerse al día con sus impuestos es sencillamente hablar con el personal del IRS. Puede llamar gratis al 1-800-829-1040 o visitar la oficina del IRS más cercana. Las direcciones de las oficinas se encuentran en el sitio Web del IRS. Asegúrese de tener su número de Seguro Social a la mano y, de ser posible, la última declaración de impuestos que presentó.

NARRADOR 2:
Una vez que empiece a hablar con el IRS podrá ver exactamente cuáles son sus opciones. Si no puede pagar los impuestos en su totalidad, es posible que pueda establecer un plan de pagos que se ajuste a su situación actual. Algunas personas pueden tramitar una oferta de convenio que salda su deuda tributaria por menos del monto total.  

NARRADOR 1:
Otra opción es acudir a un Taller para Contribuyentes de Bajos Ingresos. Estos talleres son patrocinados por organizaciones sin fines de lucro y han sido diseñados específicamente para ayudar a personas de bajos recursos a resolver sus problemas tributarios. En algunos casos, puede solicitar ayuda del Defensor del Contribuyente, pero únicamente si ha intentado primero resolver sus problemas tributarios por las vías normales. Puede obtener más información sobre los Talleres para Contribuyentes de  Bajos Ingresos y el Servicio de Defensor del Contribuyente en el sitio Web del IRS.

NARRADOR 2:
A nadie le gusta pagar impuestos, pero es el precio que todos pagamos por vivir en esta gran nación.

NARRADOR 1:
Es una obligación, pero también tiene sus beneficios, como reembolsos, créditos tributarios, prueba de sus ingresos para el Seguro Social. Además, no tiene que hacerlo solo – siempre puede obtener ayuda cuando la necesite.

NARRADOR 2:
Recuerde, el mejor lugar para obtener información sobre la presentación de la declaración de impuestos federal es el sitio Web del IRS. Si no le es posible acceder a una computadora, llame al 1-800-829-1040 para obtener la información que necesite.

NARRADOR 1:
Todos tenemos que desempeñar nuestro papel y pagar lo que nos corresponde.  El mundo funciona así. No siempre es fácil, pero le garantizo que vale la pena ponerse al día con sus impuestos.